Las playas más bonitas de Europa

Cuando llega el verano ya tenemos planificadas las vacaciones y lo más seguro es que hayas decidido ir a la playa para relajarte, pero si todavía no lo tienes claro Bonocheck te ayuda a seleccionar los lugares con las mejores playas.

Playa Stiniva (Croacia): Estamos ante una de las playas más bonitas de la Costa Dálmata en Croacia. Ubicada en la isla de Vis, se encuentra escondida entre acantilados y es casi imposible divisarla desde el mar. Está catalogada como monumento natural y es una playa protegida desde 1967. Para visitar esta playa lo ideal es alojarse en alguno de los hoteles de Split y acudir en barco.

Sarakiniko, Isla de Milo (Grecia): Se ubica en la zona norte de la isla de Milo y es conocida en todo el mundo como la “playa lunar”. Su particular orografía se debe a la erosión provocada por los vientos que azotan la costa. Este paraíso natural, que se encuentra en mitad del mar Egeo, es perfecto para visitar en la estación del verano.

As Catedrais, Lugo (España): La playa de As Catedrais debe su nombre a los espectaculares arcos de hasta 30 metros de altitud que el efecto de la erosión del mar ha esculpido en la roca de los acantilados que rodean la playa. Sin duda, el mejor momento del año para disfrutar de la majestuosidad de estas formaciones es el invierno.

Playa de Cué, Llanes (España): Forma parte del Paisaje Protegido de la Costa Oriental asturiana. Cuenta con una extensión de 380 metros de largo. Se encuentra a tan solo dos kilómetros del municipio de Llanes, un lugar estupendo para encontrar alojamiento en alguno de sus coquetos hoteles.

Cala di Volpe, Cerdeña (Italia): Ubicada en la conocida Costa Esmeralda, la Cala di Volpe es sin duda una de las más hermosas del mar Mediterráneo. Destaca por sus piedras rojizas y su arena rubia. Se encuentra en el golfo de Arzachena muy cerca del Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena, el cual es considerado un paraíso submarino. Primavera y verano son los mejores momentos del año para disfrutar de sus aguas.

Tossa de Mar, Girona (España): El pueblo medieval de Tossa de Mar esconde algunas de las calas más espectaculares de la Costa Brava. Encontramos una serie de calas aisladas por acantilados inaccesibles donde los bosques de pinos y los castillos ponen la guinda perfecta a un paisaje único. Para alojarse, lo ideal es optar por alguno de los hoteles que salpican estos pueblos.

Cala Macarelleta, Menorca (España): En la zona sur de la isla de Menorca encontramos una serie de magníficas calas de arena blanca en las que los pinos llegan hasta las orillas de los acantilados. Una de las calas más características de esta zona es la Macarelleta, ubicada a 14 km de Ciutadella, un lugar estupendo para hospedarse.

Palombaggia, Córcega (Francia): Al sur de Córcega se encuentra la última de las playas de nuestra lista. Palombaggia es una cala que pertenece a Porto Vecchio, una emblemática población marinera que ha sabido transformar su economía y ahora se dedica a explotar la belleza de sus costas. En Porto Vecchio encontrarás los mejores alojamientos de la zona, además de un paraíso de las aves marinas, sobre todo si visitas esta zona en la estación de primavera.

Hay una gran cantidad de playas que visitar en Europa. Bonocheck te lo pone fácil

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *