Escapadas con encanto

Si la semana te dejó agotado y sientes la necesidad de desconectar, aunque sea solo una escapada de fin de semana, tenemos unas cuantas ideas que te podrán ayudar a elegir el tipo de estancia que necesitas, ya sea que estés buscando un viaje de relax, gastronómico, de aventura, etcétera. Podrás organizar tu viaje y aprovechar el talonario de bonos de Bonocheck, para elegir, entre una gran oferta hotelera, en todo el mundo, el destino que mejor se adapte a tus expectativas.

  1. Viajes románticos en pareja: Puedes aprovechar el talonario de bonos para hacer una escapada a Granada y visitar la maravillosa Alhambra, pasear por el Albaicín, disfrutar de un espectáculo flamenco en el las cuevas del Sacromonte o deleitarte con sus tapas y su gastronomía. O puedes elegir un sitio especial como es la capital de España, en donde encontrarás preciosos rincones mágicos y muchos lugares románticos. Puedes disfrutar con tu pareja en los alojamientos que encontrarás en Bonocheck. El alojamiento es gratuito y está sujeto a consumos mínimos y a las ofertas de última hora.
  2. Viajes de aventura: Si lo tuyo es ser arriesgado y aventurero, puedes hacer un viaje en un entorno rural, alejado del ruido y de la polución, para disfrutar de los platos típicos del lugar que visites. Este es un viaje en el que podrás date un respiro , disfrutar en plena naturaleza y reponer la energía agotada. Se puede organizar la aventura para hacer senderismo, rapel, tirolesa, fogatas, etcétera. Puedes ir solo o en compañía.
  3. De relax en la playa: En pareja o en familia también puedes aprovechar la escapada para divertirte y descansar. Con los niños podéis ir a algún parque temático, hacer excursiones y hacer un montón de cosas en las que los padres y los hijos podáis compartir más tiempo. Unos días de descanso en la playa os harán felices a todos: los niños construyendo castillos en la arena, los más mayores aprovechando las olas del mar para hacer surfing y los adultos descanso tranquilamente en sus sillas de playa. También es una buena idea pasar unos días en la playa para los solteros, para descansar o para vivir una aventura.
  4. Viajes con amigos: Pero, si tienes ganas de pasártelo bien en grupo, un viaje de diversión total será el que más te gustará. Una ciudad en la que visitar casinos o clubes nocturnos, os permitirá disfrutar sin límites ni restricciones.
  5. Viaje de compras: Si quieres viajar a una ciudad cosmopolita, como Londres o Barcelona, y aprovechar tu estancia para ir de compras, sácale partido a tu viaje y disfruta de unos días excitantes comprando algún capricho en una las numerosas tiendas más emblemáticas. Aprovecha ahora tu talonario de bonos y planifica tu estancia en alguno de los muchos hoteles que ofrece Bonocheck.
  6. Viaje gastronómico: Si te gusta comer bien, la comida puede ser tu aliciente del viaje. Puedes disfrutar la cultura de la cocina de destinos como Cádiz, con su excelente “pescaito frito” o Lisboa, con su Bacalhau o Madrid, con su tradicional cocido madrileño.

Viajar solo o acompañado

Cuando hablamos de viajar, hablamos de algo que va más allá del simple hecho de desplazarnos de un lugar a otro, cambiar de ubicación por cualquiera de los múltiples medios de locomoción que existen en la actualidad, y sin importar la distancia recorrida ni el tiempo que invirtamos en hacerlo. Por tanto, para aproximarnos al dilema planteado en el título tenemos que enfocarnos en los viajes como experiencia enriquecedora, instructiva y estimulante, siendo tan así que tiene un gran efecto metafórico: La amistad, el noviazgo, el matrimonio, las sociedades con fines diversos, los negocios, las relaciones familiares, las profesiones, los asuntos académico y laborales en general, y la vida misma, todo constituye un “viaje”.

En ese itinerario necesitamos siempre de la compañía franca de corazones abiertos, de gente que tome la iniciativa de romper el hielo, de un ambiente de libertad absoluta para manifestar nuestras dudas y nuestros temores; en síntesis, de una acogida lo menos fría, distante e impersonal posible. Esto es lo que en definitiva garantiza que el arribo a la tierra de partida se haga contando además de la mochila, con el equipaje más importante, el de los más esplendidos recuerdos. Estos recuerdos van más allá de los impresionantes lugares visitados y del placer y diversión vividos en verdaderos parajes paradisíacos, son los recuerdos de la gente maravillosa que nos acompañó o con las cuales sin conocerlas coincidimos en nuestras visitas, dieron una policromía especial a los paisajes de afuera, y pintaron de sensaciones multicolores nuestras emociones de adentro.

Con toda esta introducción lo que viene aflorando es la presunción de que solos o acompañados, lo que debemos es asegurarnos de contar siempre con compañía legítima y auténtica, así acometamos los desplazamientos por el motivo que sea: negocios, ocio y turismo, y desde planes mochileros hasta resorts. Incluso podríamos añadir aquí las migraciones involuntarias para huir de crisis humanitarias o conflictos bélicos. En este último caso tal vez con más razón, dada la necesidad imperiosa de apoyo moral, y estímulos para arremeter con valor y decisión los nuevos retos y situaciones que se presentan generalmente con repentina brusquedad.

Finalmente todo este planteamiento nos hace recordar el famoso tema del cantante venezolano Ricardo Montaner: Tan Enamorados, que en cierta parte dice así: “Viajar a tu lado en el tren. Un sueño difícil, de creer.” De esto precisamente se trata. No es habilidad para zafarnos de la disyuntiva de escoger entre los dos extremos: viajar solos o acompañados, la nuestra es la respuesta dialéctica que normalmente tiene este tipo de planteamiento de carácter netamente humano.

¿Por qué es Benidorm el destino favorito de muchos?

Se trata de una de las ciudades españolas preferidas para disfrutar de las vacaciones. Controvertida y popular, Benidorm tiene una fama que hace ya muchos años cruzó las fronteras convirtiéndose así en uno de los destinos más famosos.

Sus precios asequibles en todas las facetas hacen que esta ciudad se colapse de visitantes durante el verano. Además, los grandes paquetes turísticos que se ofrecen para acudir a la ciudad son perfectos para tener unas vacaciones “baratas” y perfectas. Como no, hay que destacar la cantidad de apartamentos en Benidorm que están disponibles para organizarse las vacaciones por su cuenta. El abanico de posibilidades es enorme.

Uno de los referentes inmobiliarios en Benidorm como Visual Home  y que vende entre 28 y 30 viviendas mensuales, más del 75% es para personas que ya han probado Benidorm como destino vacacional y no pueden resistirse a tener su propia residencia en el aclamado paraíso alicantino.

Además, desde que Benidorm comenzó su gran expansión turística, se ha convertido en la ciudad con más rascacielos por metro cuadrado después de la famosa ciudad de Manhattan. Esto ha permitido que los hoteles y los apartamentos tengan una altura impresionante con la que dominan el paisaje y forman el famoso Skyline de Benidom.

Una ciudad que tiene apenas 50.000 habitantes durante los meses de invierno, alcanza durante la época de verano más de 550.000 personas lo cual hace que la oferta turística, hotelera y de apartamentos se colapse con mucho tiempo de antelación.

Benidorm se ha convertido como hemos podido ver en toda una ciudad objetivo por parte del turismo, lo que hace que su paradigma urbanístico se encuentre desbordado y que la demanda de apartamentos en la ciudad esté colapsada. Esta increíble transformación de la ciudad ha sido negativa para muchos de los sectores aunque muy beneficiosa para algunos otros. Numerosos beneficios reporta el turismo al sector industrial de la ciudad.

¿Y tú? ¿Dejarás que te enamore Benidorm?